Combinando colores, mientras viajo en la ficción de la realidad

Peso y veganismo, ¿qué tienen que ver?

Peso y veganismo, ¿qué tienen que ver?

El peso y el veganismo no están directamente relacionados y cualquiera que piense esto, debe saber que está equivocado. Se puede ser un vegano delgado, con un peso óptimo o con sobrepeso porque el veganismo supone prescindir de alimentos de origen animal en cualquier ámbito de la vida por motivos éticos. El que sigue una dieta compuesta exclusivamente de productos de origen vegetal por cualquier motivo que no sea el antiespecismo -rechazo de la discriminación por especie-, debería referirse a ella con la traducción más aproximada de una “plant-based diet“.

Este es un debate que cada cierto tiempo me llega por distintas vías. Lo que está claro es que según vaya aumentando el número de personas que prescindan de alimentos de origen animal en su vida, la distorsión aumentará y está en manos de las organizaciones e influencers antiespecistas trabajar para que la distinción quede muy clara.

No se puede hablar de veganismo como sinónimo de delgadez, salud o moda… Es cierto que se puede ser vegano, sano y/o estar a la moda, no es excluyente, pero tu compromiso no es contigo mismo, sino con el respeto a las vidas del resto de seres sintientes. Aquí incluyo un pequeño apunte: me molesta especialmente las personas que sufren trastornos alimenticios y los camuflan diciendo que son veganos. 😦

En mi caso personal, los que sigáis el blog lo sabréis, he sido omnívora, vegetariana y vegana y siempre la facilidad de coger kilos me ha asediado, vencido en muchos momentos… Con los años he superado el horror a muchas palabras…, pero gorda es uno de los vocablos que sigue martirizando. Este mundo lleno de gordofobia machaca a los que no encajamos en unas determinadas medidas, imposibles para la mayor parte de los mortales, que solo nos genera frustración. Por lo tanto, me he sentido juzgada e insultada en todas estas fases, sin que el veganismo haya supuesto un diferencia notable en relación al resto de mi vida.

Cierto es que muchas personas engordamos con una facilidad pasmosa y otras a nuestro lado comen más y peor y no lo hacen. La vida es así y cada cuerpo es un mundo, pero lo importante es llegar a la versión que más nos gusta de nosotros mismos, esa en la que se conjuga, no solo la estética, sino la salud y el disfrute de la comida, ya confesé hace tiempo que me encanta comer, y por supuesto, el equilibrio emocional. Se convierte en un estilo de vida.

Existen excepciones a todas las reglas, pero si se ingiere una carga calórica menor a la que se quema; se hace una selección correcta de los alimentos -en mi caso, legumbres, frutas, hortalizas, cereales, frutos secos y desecados, desterrando a ocasiones especiales, mis amados dulces, que son mi talón de Aquiles- y se hace deporte resulta difícil no adelgazar, cada uno tiene su ritmo, pero si no se hacen trampitas… se suele conseguir. Así os lo conté durante 2015 cuando narré mi meta de pérdida de peso y que un año después sigo manteniendo.

Las redes sociales son peligrosas porque la obsesión por crear vidas “idílicas” o perfiles extremadamente “producidos” generan frustración en los inocentes que nos los creemos. He caído en la trampa en algunas ocasiones… Si no lo habéis visto os recomiendo el primer capítulo de la tercera temporada de la serie “Black Mirror”, excelente análisis de las sociedad virtual en la que estamos viviendo. A mí me gusta escribir aquí, colgar fotos en mis redes y comentarios…, pero desde la verdad. En Instagram, no subiré fotos de dulces y comida basura todos los días y luego, una foto como la que ilustra este post y os venderé la moto de que no aumento de peso porque sí lo haría… y mucho… Pues eso, lo importante es aceptarnos, pero no para estancarnos, sino para mejorar. Al igual que me resulta fácil asumir retos intelectuales, procesarlos y comprenderlos, mi cuerpo no es tan rápido, pero mimándolo y ayudándolo, he conseguido sentirme y cuidarme mejor.

Peso y veganismo, ¿qué tienen que ver? En principio verlos tan juntitos en un titular a mí me generaría prejuicios…, sin embargo, espero que mi visión como persona con sobrepeso durante gran parte de su vida y vegana desde hace una década os haya ayudado como reflexión sobre este asunto.

Peso y veganismo, ¿qué tienen que ver?

Foto | Se tomó a principios de diciembre de 2016

Anuncios

3 Responses to “Peso y veganismo, ¿qué tienen que ver?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS

A %d blogueros les gusta esto: