Combinando colores, mientras viajo en la ficción de la realidad

Her, el amor es atemporal

Her no debería ser una película que se proyectase en cines. Esta primera oración es rara, pero es una sensación que percibí al verla y espero poder explicarme. El mundo que representa, un futuro próximo, una evolución de nuestro presente… Es básicamente impersonal, funcional y sano.

Viendo la película en una butaca, escuchando como alguien come palomitas detrás de mí, mientras estoy rodeada por otros humanos… Se aleja del minimalismo de esta preciosa historia de amor. Afortunadamente cuando una película es tan envolvente, no es difícil abstraerse y olvidarse de la grasa de las palomitas, de los ácaros de las butacas y dejar de escuchar los comentarios inoportunos.

Acabas en el mundo de Theodore (Joaquin Phoenix) y ya no hay nada más. La voz de Scarlett Johansson es muy personal y hace que Samantha tenga el cuerpo que en un momento dado anhela. El primero sostiene la historia con su talento (probado y comprobado) y la segunda hace creíble la “locura” de este sensible escritor de cartas a mano personalizadas.

El guión es fantástico –Oscar al mejor guión original-, la ambientación estupenda, el vestuario perfecto… Nada desentona y al conjunto se une la música de Arcade Fire. Preciosa película, delicada como muestra su fotografía en tonos pastel. Si se pudiera tocar sería suave, esponjosa… Su aroma nos recordaría a flores silvestres. Quizás todo lo encontraríamos en un software…

El amor es amor y el programa informático más realista que pretende reaccionar como lo haría un humano, acaba sintiendo los altos y bajos que ocasiona. Vínculos afectivos entre humanos y máquinas que no sueñan con ovejas eléctricas, pero sí con amar como lo haría un humano. Un ejercicio de cautivadora poesía visual.

Her, el amor es atemporal

Foto | Her

Anuncios

5 Responses to “Her, el amor es atemporal”

  1. Irrational woman o la barriga de Joaquin Phoenix | Elisa Blanco Barba

    […] Hace dos semanas me lancé a ver la última película de Woody Allen y poco puedo decir que no se haya dicho ya. Aporta poco a la filmografía del estadounidense, pero es agradable de ver para los incondicionales del director, guionista y actor. El título del post sí parafrasea el de la cinta “Irrational mal”, sin embargo parte de una reflexión sobre una parte del cuerpo de su protagonista Joaquin Phoenix. […]

    Responder
  2. Lucas Burgueño

    Me ha encantado tu comentario sobre la película, y coincido contigo en muchas apreciaciones: esponjosa, pastel, impersonal pero funcional…

    Pero todavía no acabo de entender…

    ¿por qué no debiera proyectarse en cines?

    Responder
    • Elisa Blanco Barba

      Sí, ya explicaba que sonaría raro… No sé, salí tan fascinada que me la imaginé en otro entorno… un museo luminoso, un playa desierta, una montaña pérdida… Ensoñaciones, me alegro mucho de que se proyecten este tipo de películas en los cines y sobre todo, que haya personas que las creen y hagan que podamos disfrutarlas. Muchas gracias por tu comentario. Saludos.

      Responder
      • Lucas Burgueño

        Si, estoy de acuerdo, la sensación general es de belleza. Y creo que viene dada por la delicadeza con que se trata todo en la película. Una obra de arte sin duda.

        Gracias a ti por la reflexión.
        Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS

A %d blogueros les gusta esto: