Combinando colores, mientras viajo en la ficción de la realidad

Restaurantes vegetarianos en Málaga (I): El vegetariano de la Alcazabilla

Lo primero que tengo que deciros es que la decoración del restaurante es muy agradable, además de ser muy colorida, cuenta con elementos que resultan acogedores y de plantas tanto en el exterior como en el interior. Asimismo cuenta con una terraza cubierta donde se puede disfrutar de la comida, algo que aprecié que es un valor añadido para los fumadores -incluso en un día lluvioso- o para las personas que van acompañadas de un perro (Se encuentra en la calle Pozo del Rey, 5).

En una pizarra, en el exterior, se anunciaba una oferta de dos tapas y una cerveza, pero no mencionaba nada del menú, aunque tengo que deciros que era domingo. Sin embargo, no pregunté por él porque miré la carta y me convencieron varios platos, además me apetecía tomar una ensalada gigante

Así que me di el capricho de pasar de los menús, eso sí tengo que señalaros que desconozco si lo tenían al ser domingo. Entrando en tema de datos, a pesar de Happy Cow indica que cierra los domingos al mediodía, no es así, pero sí lo hace en el horario de cenas.

Antes de llevar lo que había pedido, trajeron un aperitivo con una especie de mousse, era más suave que el paté para untar en pan -que era integral. Uno de ellos era vegetariano y al comentárselo a la camarera, esta regresó a la mesa con una segunda ración del vegano. Bueno, como ya sabéis, todo lo que pedí era vegano -en la carta aparece bien identificado.

De beber tomé agua y también probé un zumo de zanahoria y naranja que estaba buenísimo. Compartí de primero una ensalada de un gran tamaño -esto me sirve para apuntar que quizás los precios de la carta os puedan parecer caros para Málaga, pero las raciones son contundentes. Era una ensalada típica -de toda la vida-, pero era exactamente lo que quería. Los ingredientes sabían a lo que tenían que saber y estaba espléndidamente aliñada.

Después, tomé setas al pil pil, que estaban también muy buenas, y empanadillas de maíz, acompañadas de arroz y verduras, que me convencieron como todo lo anterior. El punto débil, os lo podéis imaginar, el mismo de casi todos los restaurantes vegetarianos: el postre. Me decanté por la única opción vegana que tenían: batido de frutas con leche de soja que me encantó -afortunadamente esta corriente en cuanto a los postres va cambiando en los vegetarianos y ya piensan algo más en los veganos.

El precio fue de 20 euros por persona incluyendo todo lo que os he detallado: zumo, agua mineral, pan, ensalada, setas, empanadillas y dos batidos de frutas. Mi valoración: 8/10.

Entradas relacionadas | Restaurantes veganos y vegetarianos

Anuncios

2 Responses to “Restaurantes vegetarianos en Málaga (I): El vegetariano de la Alcazabilla”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS

A %d blogueros les gusta esto: