Combinando colores, mientras viajo en la ficción de la realidad

Hospital

Ayer no puede escribir y fue precisamente porque no paré de trabajar con el fin de hoy pasarme gran parte del día en el hospital y aquí sigo.

Supongo que a nadie le gustan los hospitales, a mí tampoco, a pesar de que el hilo musical de este parezca el de una discoteca que programa música de todo tipo.

Estoy esperando a ver a mi padre al que le han puesto una prótesis en la cadera después de que le atropellaran de una manera surrealista.

Estaba en la calle parado junto a su bicicleta y una persona le golpeó, lo que provocó que cayera al suelo, mientras daba marcha atrás sin preocuparse de mirar por los espejos o girar su cabeza.

Era una conocida de él y más de un día después del suceso no se ha dignado a llamar y preguntar cómo se encuentra mi padre.

Ahora su médico nos ha comentado que le queda una larga recuperación por delante por culpa de un accidente que pudo ser evitado si la conductora hubiera tenido responsabilidad al volante.

Estoy enfadada y pienso que hay personas, que por diversas circunstancias, deberían tener prohibido conducir.

Anuncios

8 Responses to “Hospital”

  1. Mar Wilde

    Más vale no hacerse mala sangre, no merece la pena que pierdas un segundo en pensar en esa persona. La vida ya se encargará de retornarle lo que reparte… Muchos ánimos y que todo salga bien!!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS

A %d blogueros les gusta esto: