Combinando colores, mientras viajo en la ficción de la realidad

Blue Jasmine, dependencias que impiden descubrir quién eres

Hace unas horas he estado viendo la última película de Woody Allen “Blue Jasmine” y me ha gustado bastante, no solo porque me encanta el estilo del neoyorquino, sino por el tema que trata. La inspiración del director fluctúa, pero en este trabajo ha encontrado a una Cate Blanchett espléndida dando vida a Jeannette o Jasmine -digna candidata al Oscar. En el plano cinematográfico, os la recomiendo si sois seguidores de Allen y para los que no, es una buena manera de descubrirle en su salsa y de regreso a Nueva York.

Jasmine es una mujer que lo ha tenido todo y que acaba quedándose casi sin nada. Entonces, se queda sin defensas, sin seguridad y acaba hundida, pues después de vivir muchos años con su marido multimillonario, buscarse la vida como cualquier chica del siglo XXI para ella es un drama.

Tener a un hombre poderoso a su lado es su chaleco salvavidas y en una fase en la que está a la deriva busca de una manera desesperada otro prototipo similar al que fuera su marido para seguir con una vida en la que dejarse llevar sin más.

Pero, ¿qué pasa cuando tu existencia gira alrededor de una fantasía y no te has parado a pensar en cómo eres tú como individuo? Jasmine es incapaz de saber qué quiere hacer y en qué podría trabajar. Aunque entre sus delirios se encuentra ser alguien importante por sí misma, sus actos indican todo lo contrario.

No me gustan las mujeres florero, dependientes de otros que anulan sus deseos y sueños y los cambian por una posición acomodada. Esas que cuando se ven solas, no saben ni quiénes son porque nunca han tenido la oportunidad de conocerse. Le pasa a Jasmine en su mundo de privilegios, pero también le pasa a otro personaje de la película, Ginger, nada elegante, más terrenal y con una vida más dura que su hermana.

Anuncios

5 Responses to “Blue Jasmine, dependencias que impiden descubrir quién eres”

  1. Helena Allué

    ES una de las mejores de W.A. con una Cate Blanchet espléndida en el papel que en el año 1952 dio vida Vivien Leigh, porque Blue Jasmine es una actualización espléndida de “Un tranvia llamado Deseo”
    Woody forever!

    Responder
  2. yolanda

    Pinta muy bien la peli! La veré. Yo tampoco soy partidaria de las mujeres florero, una se encuentra más realizada cuando tiene, aunque sea una pequeña, independencia y eso es muy importante. Un besito guapa;)

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS

A %d blogueros les gusta esto: