Combinando colores, mientras viajo en la ficción de la realidad

Dolor

Se me parte el corazón al escribir que Mari Pili ha muerto. Esta mañana estaba aparentemente bien, pero por la tarde tuvo un bajón repentino y aunque conseguimos llevarla con vida al veterinario, sufrió un ataque y no pudieron reanimarla. En estos momentos, me gustaría ser una de esas personas a las que les gusta engañarse y pensar que ha vivido feliz tres años y yo he hecho todo lo que he podido, que debo quedarme con lo bueno y punto y final. Pero yo no soy así.

Ahora mismo y tras lo que pasó con Morenita, se me pasan por la cabeza muchas cosas y lo peor de todo es que no me parecen descabelladas, sino razonadas y basadas en lo que he observado. No quiero culpar a nadie de lo sucedido, pero tampoco quiero cerrar los ojos a la realidad y es que hoy por hoy, los veterinarios no saben lo que deberían sobre las gallinas como animales, el motivo es porque estos hermosos animales son tratados en la mayoría de las ocasiones como máquinas productoras de huevos, no como individuos únicos e irrepetibles.

En una explotación, el explotador medica a la gallina para seguir exprimiéndola hasta la muerte y si durante el proceso enferma y fallece, no importa porque para ellos no valen nada. Pero, yo quiero a Mari Pili como se quiere a una persona, a un perro o a un gato. Siento que los veterinarios no entienden este vínculo, creo que muchas clínicas veterinarias son demasiado grandes y cuanto más, más se cosifica a sus pacientes que no dejan de ser animales que quieren seguir viviendo.

Me gustaría poder engañarme o confiar ciegamente en el proceder de los demás, sin embargo no es el caso. Me pregunto: “¿No es suficiente pagarles todo lo que piden para tratar a mi pequeña como una prioridad?”. ¿No vale su vida lo mismo que la de cualquier otro animal exótico y caro que se vende sin pudor? Al final, todo se resume en pensamientos que punzan mi cabeza, haciéndome sentir culpable y con un enorme y seco dolor.

Anuncios

2 Responses to “Dolor”

  1. Marga Morales

    Ánimo Elisa,much@s si entendemos tu tristeza,aunque “solo”fuera una gallina para tantos otros.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS

A %d blogueros les gusta esto: