Combinando colores, mientras viajo en la ficción de la realidad

Añadiendo alimentos integrales a mi dieta

Antes no prestaba demasiada atención a esto, si bien sabía lo perjudiciales que eran los alimentos refinados, no era consciente de lo que podían generar en nuestro organismo. Es cierto que siempre he tenido la costumbre de tomar alimentos integrales cuando era una niña -hice mi primera dieta con ocho años, ese es otro tema para otro día. Pensaba que tenían menos calorías, lo cual no tiene porque ser así, pero si es cierto que tienen fibra y están compuestos de hidratos de carbono complejos -que como os he contado en otras ocasiones tardan más en descomponerse y eso hacen que pasen progresivamente al torrente sanguíneo, lo que evita que el nivel de glucosa se dispare, muy importante en la personas que padecen diabetes. Además en el proceso de refinación se pierden minerales, vitaminas y fibra.

En mi biblioteca, ya os lo mostré hace algún tiempo, tengo el libro “Sanando con alimentos integrales” de Paul Pitchford, y también os he comentado la importancia que da el doctor T. Colin Campbell a los alimentos integrales en “El estudio de China” tanto en la prevención como en la mejora o reversión de ciertas enfermedades. Pero ahora, os comentaré los productos integrales que tomo en mi día a día y que han sido fáciles de integrar a mi dieta.

El pan de molde lo tomo integral, eso sí tengo que tener mucho cuidado porque muchas marcas en la composición introducen lácteos. Además para reducir el número de calorías, últimamente compro una nueva variedad de Bimbo que se llama “Thins” y que tiene dos líneas: integral o con ocho cereales. Intento no comer galletas, pero sí lo hago también busco que sean integrales. En Mercadona por ejemplo compró sus galletas de naranja integrales, que vienen en unidades individuales dentro de su paquete -por lo que es fácil llevarlas a cualquier parte.

Como me encanta el chocolate negro, me gustan mucho las tortitas de chocolate con arroz integral, al igual que en el caso anterior muchas veces llevan lácteos. La última vez que lo comprobé esto ocurría con las de Mercadona, así que me suelo comprarlas de la marca “Biocentury”. También acostumbro a comprar tanto de Mercadona como de Carrefour, sus tortitas de arroz integral, que me sirven en muchas ocasiones como sustitutas del pan.

En cuanto al arroz lo compro integral, podría hervirlo yo misma, pero en Mercadona, lo venden listo con un solo minuto de microondas. Hace muchísimo tiempo que no tomo azúcar blanco, lo sustituí por azúcar moreno de caña integral y últimamente lo he cambiado por el sirope de Ágave (el ágave es un cactus). Aunque se ha hecho muy popular, no he probado aún el edulcorante de moda Stevia (un género de plantas fanerógamas perteneciente a la familia de las asteráceas). Si tengo que hacer algún postre utilizo harina integral. Cambiar al mundo de los alimentos integrales es un paso sencillo hacia una dieta más sana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS

A %d blogueros les gusta esto: