Combinando colores, mientras viajo en la ficción de la realidad

Leches vegetales para todos los gustos y bolsillos

Antes de comenzar a hablaros sobre las leches vegetales, deciros que no las llamaré “bebidas vegetales”, pues según la RAE se pueden y se han de llamar “leche”, ya que una de las acepciones de esta palabra incluye al jugo blanco obtenido de algunas plantas, frutos o semillas. Creo que denominándolas “bebidas vegetales” se las quiere dejar en un escalafón inferior a las leches de origen animal, cuando no solo son leche también sino que, a diferencia de las primeras son beneficiosas para los humanos y para los propios animales que no son explotados para obtenerlas.

Después de esta aclaración, deciros que hoy en día en las principales ciudades de España e incluso en municipios más pequeños no es creíble poner la excusa de que los supermercados no tienen leche de soja. Me refiero a esta porque es la leche vegetal más popular en el mercado español, pero no deja de ser una de tantas otras que se pueden adquirir. Por cierto, después del destete los humanos no necesitamos leche de ningún tipo para vivir, pero si nos queremos dar el placer de tomar un café con leche, un cola-cao o unos cereales contamos con una amplia gama de leches vegetales.

Haciendo un repaso mental de los establecimientos que “domino” en Mercadona se puede comprar leche de arroz, de avena y de soja natural, de chocolate y de café. El Corte Inglés cuenta con leche de soja en su marca blanca Aliada. En Carrefour disponen de leche de soja natural, natural con calcio, con chocolate y de avena “bio” de su marca y en Eroski también cuentan con su propia marca de leche de soja. Por supuesto, las que ofrecen las marcas blancas son las más baratas.

Además existen numerosas marcas conocidas por sus productos lácteos que han visto el potencial mercado de las leches vegetales: Danone con Savia de soja; Central lechera asturiana con Alpro de soja natural, chocolate, ligera, de avena y de almendra o Pascual con Vive Soy de soja natural y ligera.

Sin olvidarnos de marcas que ofrecen estas bebidas con la etiqueta de ecológicas. Entre las más económicas, Soria Natural y entre las más extendidas, Provamel y Gerblé. No hay que olvidar que además de las citadas: soja, avena, arroz y almendras, hay leches vegetales de espelta, de avellana, de quinoa o de kamut. Por supuesto, hay una que siempre ha estado muy presente en la cultura española: la horchata. Aquí tengo que apuntar que me parece un sacrilegio que las principales marcas comerciales añadan lácteos -de las más conocidas todas, excepto la versión ligera de Chufi.

Os daré algunos datos sobre las principales leche vegetales (Por supuesto, ninguna de ellas lleva lactosa, que es el azúcar de la leche de origen animal -aparece solo en la leche que segregan las hembras de los mamíferos- a la que una gran parte de la población es intolerante en mayor o menor medida).

La de soja es la que tiene mayor cantidad de proteínas, contiene ácidos grasos poliinsaturados y favorece la digestión. No contiene gluten.
La de avena es muy rica en fibra, posee vitamina B lo que hace que tenga un efecto calmante -por ello antes de dormir se recomienda tomarla- y sus azúcares son de lenta absorción, por lo que está recomendado para personas diabéticas y además calma la ansiedad. No contiene gluten -la avena no contiene gliadina, pero existen médicos que no se la recomiendan a los celiacos.
La de arroz es muy digestiva. Aconsejable para personas con problemas digestivos o que salen de una operación. No contiene gluten.
La de almendras es rica en proteínas, contiene ácido linoleico y oleico y destaca su aporte de calcio y de fósforo. No contiene gluten.
La de avellanas tiene una excelente relación calcio/fosforo, ideal para etapas de crecimiento. No contiene gluten.
La horchata es rica en fósforo, calcio, magnesio y hierro y facilita la digestión. No contiene gluten.
La de espelta posee proteínas de buena calidad, ácidos grasos esenciales, silicio que fortalece los tejidos, fibra, magnesio y mucopolisacáridos. Contiene gluten.
La de quinoa es más rica en magnesio, fósforo, potasio, hierro, fibra y vitamina E que la de otros cereales, además de ser de fácil digestión. Contiene esteroles vegetales y sus proteínas son de alto valor biológico, pues proporciona todos los aminoácidos esenciales. No contiene gluten.
La de Kamut contiene selenio, hidratos de carbono complejos, por lo que es aconsejable para diabéticos y consigue calmar la ansiedad. Contiene gluten.

Espero que os haya servido de guía para probar otros tipos de leches vegetales o dar una oportunidad a estas y dejar las de origen animal. Si es así, podéis recomendarlo a quien creáis que pueda interesarle. En un próximo post os contaré por qué beber leche de origen animal no solo no es necesario, sino que nos hace daño. Sí, ya se lo que dice la publicidad y lo que siempre nos han dicho, pero no es cierto.

Anuncios

13 Responses to “Leches vegetales para todos los gustos y bolsillos”

  1. Maria

    Cuantas tonterías se leen. El ser humano es omnívoro y debe alimentarse de todo un poco. Gracias a la alimentación la raza humana ha crecido en estatura, en salud y esperanza de vida en los últimos años.
    También es verdad que ultimamente hay muchas intolerancias y alergias, pero es porque los alimentos cada vez están más procesados y no sabemos que llevan de aditivos e incluso los vegetales con el agua que puedan estar regados…..
    Soy mayor y de toda mi vida he bebido muchísima leche de vaca, liquida y condensada. Nunca he tenido un problema ni digestivo ni de huesos.
    El cuerpo es a lo que se acostumbra. Los orientales no les sienta bien la leche, no porque sea mala, si no porque desde pequeños no la toman y su cuerpo no está acostumbrado.
    No vayamos a ser más papistas que el papa.
    En diferentes etapas he visto cómo el aceite de oliva era malísimo para la salud, el pescado azul más que nocivo y el café cancerígeno.
    Estoy convencida que todo esto son maniobras de marketing.
    Seguiré tomando como siempre con moderación carne roja, leche, pescado frutas y verduras…..
    Por mi edad he casi desterrado las grasas, aunque el jamoncito esta de muerte jeje, la bolllería industrial, hago mi pan y no bebo alcohol. De vez en cuando un buen vino en la comida.
    No me fio de todas estas tendencias….. Bueno ni de nadie.
    Gracias por leerme. Una yaya.

    Responder
    • Elisa (@elisiya)

      Hola María,

      Efectivamente el ser humano es omnívoro, pero eso no significa que tenga que comer carne o tomar alimentos de origen animal como los lácteos. Es posible llevar una alimentación vegana de forma sana y saludable. Esto es respaldado por todas las asociaciones de nutricionistas.

      No está confirmada la relación del consumo de carne con el crecimiento en estatura ni con la salud o esperanza de vida. Sí que hay estudios científicos que confirman que siendo vegano existen menores probabilidades de tener enfermedades cardiovasculares, diabetes, algunos tipos de cáncer, etc… Por ejemplo, puedes leer este estudio que habla de la importancia de los carbohidratos en la evolución humana.

      http://www.hispantv.com/newsdetail/Ciencia-Tecnologia/54217/carbohidratos-evolucion-humana-Australia-sobrepeso-obesidad

      Aunque nos acostumbremos a tomarla, la leche de vaca es idónea para su ternero, no para un humano, que pesa menos y asimila los aminoácidos de otra forma.

      Que no hayas tenido problemas debido al consumo de lácteos no es óbice que otras personas sí que los tengan y eso está documentado en numerosos estudios. Eso ha hecho que, por ejemplo, Harvard elimine los lácteos de su pirámide alimenticia.

      http://www.vanguardia.com/actualidad/mundo/204199-harvard-elimina-la-leche-y-demas-lacteos-de-la-dieta-saludable

      En cualquier caso lo que es irrefutable es que los lácteos perjudican a los animales, por lo que solo por este motivo se debería rechazar su consumo.

      Un saludo y gracias por comentar,

      Elisa

      Responder
      • Rooney

        Qué respuesta tan maravillosa, me quito el sombrero. Me enfurezco leyendo las tonterías que dicen los omnívoros y lo poco que les importa el sufrimiento de los animales…

  2. aaddth

    Beber leche de origen animal “nos hace daño”. Personalmente no tomo leche animal de ningún tipo porque no me gusta el sabor, pero atendiendo a mi condición de biólogo, he de decir que la leche solamente hace daño a aquellas personas con intolerancia a la lactosa/deficientes en lactasa. Estúpido es pensar que un alimento indicado para el desarrollo de crías resulta nocivo o no es saludable. Buscar un sustitutivo lácteo en detrimento de uno ya existente y establecido por el ser humano tras el desarrollo del sedentarismo solo apoya que el consumo de leche es una necesidad o una costumbre bien arraigada por la especie humana, la leche no es necesaria para vivir, pero necesitaremos suplir todos los nutrientes que aporta en conjunto pero por separado (empezando por cofactores enzimáticos, minerales como calcio o vitamina B12 -que a propósito, las sustancias lechoides vegetales y el mundo vegetal (algún alga comestible sí) no la aportan y resultan absolutamente esenciales para vivir-). Seguiremos con la maravillosa producción artificial e industrial d ela mayoría de las leches vegetales que ofrece el mercado (reduciendo a un 2% de almendra lo que contiene la leche de almendra Alpro (¡Caray, vegetal 100%!), y demás edulcorantes artificiales y suplementos vitamínicos y minerales para hacer de dichas leches algo más nutritivas, ninguna leche vegetal equipara el peso proteico que aportan las leches de origen animal, por no hablar de los niveles de aluminio que contiene la famosa leche de soja que desequilibra el ratio normal de absorción de calcio en el cuerpo (que es algo nociva, vamos), recalcarmque cualquier alimento orgánico y/o ecológico resulta IGUAL de nutritivo que uno industrial salvo que por el primero te suelen clavar unos euros más (y la mayoría no respeta las condiciones de producción ecológica y/u orgánica), para finalizar, hay muchos estudios que abalan el aumento de la esperanza de vida y salubridad directamente relacionado con el consumo de leche animal.

    Asi que nada, la falacia de que el ser humano es vegano por naturaleza creérosla vosotros, pero ni se os ocurra defender vuestra postura a través de la Biología cuando la gran mayoría no tenéis ni idea (respecto a la ética/moral y el trato animal muy a favor de la filosofía vegana, eso sí). Un saludo.

    Responder
    • Elisa (@elisiya)

      Lo primero gracias por tu extenso comentario. Después de leerlo, me permito hacerte otra serie de reflexiones.

      1) Lo que es incuestionable es que el consumo de leche de origen animal perjudica a los animales, por lo que se debería rechazar usando un argumento moral y además, a esto se podría añadir la opinión de las asociaciones de nutricionistas que afirman que se puede ser vegano en cualquier etapa de la vida.

      2) La leche de una vaca es idónea para su ternero, no para un individuo de otra especie, que pesa diferente, asimila los alimentos de forma distinta… Este tema está ampliamente desarrollado en el libro escrito por David Román “Leche que no has de beber”.

      3) Aunque las leches de origen animal aporten más peso proteico que las de origen vegetal, esto no justifica su consumo, ya que las proteínas de otros alimentos de origen vegetal compensarían el peso proteico. Incido que es posible seguir una alimentación compuesta por alimentos vegetales totalmente equilibrada como respaldan asociaciones como la “American Dietetic Association”

      4) En el post no hago ninguna mención a que el ser humano sea vegano por naturaleza. Debería serlo por respeto a la capacidad de sufrir y al interés por seguir viviendo que tienen el resto de animales. Este argumento, que para mí es el prioritario, se complementa con numerosos estudios que afirman que el consumo de leche de origen animal sí que daña a los humanos. Como ejemplo, la universidad de Harvard eliminó los lácteos de la pirámide alimenticia: http://www.vanguardia.com/actualidad/mundo/204199-harvard-elimina-la-leche-y-demas-lacteos-de-la-dieta-saludable

      5) Desconozco los estudios que afirman que el consumo de leche de origen animal aumenta la esperanza de vida. Veo difícil relacionarlo, ya que claramente a la hora de medir eso, influirían muchos otros factores. Lo cierto es que en uno de los países con más esperanza de vida, Japón, apenas se consumen lácteos. Un libro muy interesante que habla sobre este asunto es “El estudio de China” del que he hablado en varias ocasiones en este blog.

      Un saludo,
      Elisa

      Responder
    • Fer

      Hola a todos,

      En respuesta a aaddth, quiero decir que yo también soy biólogo, y como tal, a mí y a la mayoría de mis colegas nos llevó a estudiar dicha carrera el deseo de mejorar nuestro conocimiento sobre la vida y el respeto por todos los seres vivos, no la explotación indiscriminada y cruel de los animales.

      Dice que “es estúpido pensar que un alimento indicado para el desarrollo de crías resulta nocivo o no es saludable” a mí lo que me parece estúpido es pensar que un alimento sea saludable o recomendable para un humano sólo por el hecho de que es bueno para el desarrollo de terneros, con unas necesidades alimenticias totalmente diferentes a las que tenemos nosotros, sinceramente dudo mucho que usted sea biólogo cuando cree que la necesidad de un rumiante tenga que ser buena para nosotros.

      Respecto a lo de sustituir la leche por leches vegetales es más una cuestión de costumbre que una necesidad, usted mismo se contradice diciendo primero que “el desarrollo del sedentarismo solo apoya que el consumo de leche es una necesidad” y luego dice “la leche no es necesaria para vivir”, no tiene ni pies ni cabeza.

      También afirma “ninguna leche vegetal equipara el peso proteico que aportan las leches de origen animal”, bien como todo buen biólogo debería saber, las proteínas de cualquier otro ser vivo a nosotros no nos sirven como tal, debemos de metabolizarlas para obtener sus componentes más básicos, los aminoácidos, que si que podemos asimilar para formar nuestras propias proteínas, pues bien por ejemplo la quinoa aporta todos aminoácidos esenciales, cosa que ninguna lecha animal puede hacer.

      En fin, por lo que se ve está tratando de defender su postura de una manera completamente subjetiva y adaptada a sus necesidades, como cuando se inventa lo de “hay muchos estudios que abalan el aumento de la esperanza de vida y salubridad directamente relacionado con el consumo de leche animal.” Cuando es justamente lo contrario.

      ¿No será usted más bien un ganadero que está tratando de hacerse pasar por un falso biólogo? Se le ve el plumero

      Responder
  3. girelaine

    Desde siempre he bebido mucha leche de vaca y luego de soja, pero quiero cambiar por otro tipo de leches vegetales. Dicen que la leche de soja tampoco es buena para la salud… no se recomienda a las mujeres embarazadas y puede dar lugar a aumentar cancer y problemas de prostata en el hombre… Creo que las mejores opciones son la leche de avena y arroz, pero no las encuentro a buen precio.

    Responder
  4. Laura Soriano Ruiz

    El problema es el precio y más con esta crisis, me pasé a la leche de soja ya que además es la más barata, (cuesta más o menos lo mismo que una leche animal baratilla) pero por más que me esforzaba en aceptarla es que no me gusta y encima soy una persona que consume mucha leche (demasiados cafés, tés y cuencos de cereales). Quiero probar otras pero la única que vi por mi zona es la de soja y la leche de almendras la cuál ni me planteo comprar porque es carísima.

    Responder
    • Elisa Blanco Barba

      ¿Has mirado en Mercadona las leches vegetales de la marca YoSoy (http://www.liquats.com/es/productos/yosoy) -avena, arroz y soja- y de la marca Almendrola -almendra-? Son de las más económicas. También es de las menos caras, la de Avena de Carrefour, ojo, la normal, no la bio. Son las que yo controlo de grandes supermercados. La de soja de Don Simón es bastante barata y el sabor es bastante bueno; la avena también es agradable de sabor tanto la de Mercadona como la de Carrefour y te ayudará a relajarte y por la noche a dormir mejor y la de arroz de Mercadona, a mí me gusta. Muchas gracias por comentar y espero haberte ayudado, Laura.

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS

A %d blogueros les gusta esto: