Combinando colores, mientras viajo en la ficción de la realidad

Ni medicamentos ni médicos

Evidentemente en ocasiones es necesario tomar medicamentos y acudir al médico, pero mi máxima es hacerlo el menor número de veces posible. Lo que no quiere decir que encontrándome mal, no acuda al médico, sino todo lo contrario, es decir que me cuido para evitar tener que hacer estas visitas nada agradables.

No me gustan los médicos, en el sentido de lo que implica en muchos casos su profesión, quiero explicarme, no los valoro como personas ni por su capacidad para tener empatía con sus pacientes, que podría hacerlo, sino porque hacen un cerco alrededor de la química y no valoran otros factores que van más allá de la administración de medicamentos.

Puede ser que cada vez más aconsejen los típicos tópicos: comer mejor, evitar el alcohol, caminar y no fumar. Tampoco van mucho más allá o al menos con los que yo me he cruzado, afortunadamente no ha sido con muchos, no lo han hecho. El problema es que ellos son una fuente básica y primaria de información para gran parte de la población y si ellos no inciden en ciertas cosas, estos pacientes, solo receptivos a sus médicos, descartarán otros focos secundarios que dan información muy interesante.

Ante la gran variedad de pacientes que se acercan a los médicos de atención primaria, estos no solo deberían contar con una base amplía en cuestiones médicas, al menos para saber detectar síntomas de enfermedades y derivar a los especialistas, sino que tendrían que estar más extensamente formados en nutrición y en psicología.

Desde mi modesta experiencia y con mis hábitos de vida: cuatro o cinco días de gimnasio con clases de step o aerobox; una dieta vegana equilibrida -es decir, tomando verduras, legumbre, también hidratos y pocas grasas e intentando evitar los dulces, mi perdición (los sustituyo por barritas dietéticas o tortitas de cereales con chocolate); sin fumar y sin beber alcohol, me encuentro bastante bien y raramente todo algún medicamento, como mucho algo de paracetamol en casos puntuales.

Se me olvidaba con respecto al tema de los medicamentos y de la alimentación os recomiendo ver dos programas de Salvados de laSexta:

Sobremedicados

¿Qué comemos? (Yo lo habría llamado “¿A quiénes nos comemos?”)

Anuncios

2 Responses to “Ni medicamentos ni médicos”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS

A %d blogueros les gusta esto: