Combinando colores, mientras viajo en la ficción de la realidad

Vecinos que hacen que la vida sea peor

Lo mejor que se puede decir de un vecino es que apenas le conoces, que no sabes si está o no en su casa, que no controlas sus horarios y sus hábitos porque esto querrá decir que no te amarga la existencia. Sí, los vecinos definitivamente pueden hacer que nuestras vidas sean peores de lo que deberían ser y consiguen en muchas ocasiones que, nuestros lugares seguros, nuestras casas dejen de serlo.

Hasta hace unos años viví una época de suerte con mis vecinos de arriba y de abajo. Eran personas tranquilas, poco ruidosas y que tenían claro cuáles eran los horarios “cívicos” para hacer determinado tipo de cosas. Ahora recuerdo esa etapa con añoranza y espero que algún día vuelva de nuevo.

Un problema añadido es cuando tus vecinos de arriba y de abajo están en regimen de alquiler y son jóvenes. Eso quiere decir que estudian y si a esto se suma que son de otros países todo empeora. Estos últimos desembarcan en España con menos ganas de aprender que de divertirse. Mientras que la edad hace que sean unos imaduros, faltos de una educación básica y que se creen los reyes del universo. La propia vida les tirará por tierra esas ideas, aunque ahora no lo piensen ese día llegará.

Da igual que seas una vecina flexible y que les dejes poner lavadoras hasta las doce de la noche, esto lo que hace es que las pongan hasta las dos de la madrugada, reiteradamente y que tras avisarles varias veces sin éxito, tengas que llamar al propietario de la vivienda.

Tampoco importa que les dejes hacer fiestas hasta una hora bastante “enrollada”, querrán prolongarlas mucho más allá y cuando bajes y les digas que quieres dormir, te dirán: “Ah, es que está alta”.

Es gracioso que luego algunos de ellos sean puntillosos y que se quejen por todo a su casero cuando no conocen las nociones más mínimas de respeto hacia los demás. En conclusión, unos se pasan de arrogantes y chulos y los otros se hacen los “guiris” cuando entienden perfectamente los que les dices. ¿Es mucho pedir a los demás que se comporten como tú lo haces con ellos?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS

A %d blogueros les gusta esto: