Combinando colores, mientras viajo en la ficción de la realidad

Una doble lectura de la película “La caza”

No me resultó agradable ver la última película de Thomas Vinterberg en danés “Jagten”, en España, “La caza”. Lo cierto es que el cine de este director puede definirse con muchos adjetivos, pero agradable no es uno ellos. Este film ha atesorado unos cuantos premios, entre ellos uno en Cannes para su protagonista Mads Mikkelsen como mejor actor en 2012. Ahora este actor se ha convertido en doctor Lecter en la serie de NBC, “Hannibal” y también se le pudo ver en la película española “Torremolinos 73”.

Partiendo de mi visión del mundo, la película tiene dos lecturas. La primera es la propia historia -desgraciadamente universal- y la segunda la baso en la sociedad en la que se encuadra donde la caza es un evento social, cultural y generacional.

La primera narra el infierno que se convierte la vida de un hombre cuando una niña decide contar que este ha abusado de ella. La angustia se acentua en un pequeño pueblo danés, en pleno invierno y con todos los vecinos del mismo dándole la espalda, creyéndole culpable. Mads Mikkelsen está estupendo dando vida al damnificado de la historia y la niña, Annika Wedderkopp cumple con su papel con una destreza impropia de su corta edad. Por supuesto, es aconsejable verla, pero mejor en versión original, es decir en danés.

La segunda enlaza con la primera y explica el nivel de violencia que existe en un pequeño y bello pueblo rodeado de bosques. En principio, un paraje idílico, propio de una postal, que no es más que un nido de cazadores que se perpetúan de generación en generación. El paso de las armas de la familia es un ritual y ciervos, venados y otros animales son sus víctimas. “La violencia acostumbra a engendrar violencia”, decía Esquilo y en este sentido, el FBI maneja un interesante estudio que relaciona a las personas que maltratan o matan animales con la violencia sobre humanos. Por eso, no les tiemblan las piernas en iniciar una caza cuya pieza es el que era su vecino y su amigo.

Nos quejamos mucho del trato que se da a los animales en España, no negaré que es pésimo, pero en el norte no son tan civilizados como en ocasiones creemos. En este enlace, podéis ver cómo disfruta la Familia Real, niños incluidos, danesa entre cadáveres en la celebración de la llamada “caza real”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS

A %d blogueros les gusta esto: