Combinando colores, mientras viajo en la ficción de la realidad

Pensar, respirar y luego hablar

A veces me cuesta callarme para evitar los conflictos y digo lo que me pasa por la cabeza, sabiendo que esto me va a causar un problema mayor que digerir todo en silencio. Siempre me digo que debería calmarme, respirar y luego hablar, pero con todo bien reflexionado antes de explotar o bien callar.

Me resulta difícil hacerlo porque en ocasiones siento que “ardo” por dentro… Quizás debería dejar de seguir escribiendo este post por el mismo motivo. Tengo un gran fallo y este es exigir a los que me rodean la misma sinceridad que tengo yo al hacer mis actos. Es decir que si digo algo lo cumplo y si no, pues me callo. No suelo hacer promesas que no voy a cumplir… No me van las zalamarías ni las palabras vacías que luego llevan a un callejón sin salida…

Debería parar de teclear el ordenador ahora mismo y concluir aquí. ¿Para qué continuar plasmando lo que pienso? Si esto me suele traer más problemas que cosas buenas. No tengo a mis tres amores cerca, que me suelen calmar, ni he podido ir al gimnasio que me causa la misma sensación y voy retrasada en mi lista de series por ver…

Espero que mañana sea otro día y un día mucho mejor.

Anuncios

3 Responses to “Pensar, respirar y luego hablar”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS

A %d blogueros les gusta esto: